La Biblioteca Artiguista







INICIO > ARTIGAS > EL EXODO




   




EL EXODO DEL PUEBLO ORIENTAL
Han comprado su libertad al mayor costo

El día 29 de octubre desde el Cuartel General en el arroyo Monzón escribe el General Artigas al Gobierno de Buenos Aires:

"El dulce grito de la libertad penetró mi oído y yo tuve la ocasión de manifestar unos sentimientos que respiraron cuando yo. La idea de la felicidad de mi país lisonjeó mis deseos y el augusto gobierno de los hombres libres hizo el resto: súbdito siempre de sus respetables decisiones, me distinguirá la obediencia y habré cumplido mis deberes sólo cumpliendo sus órdenes".

"Pasé a esta Banda Oriental de Segundo Jefe de la tropa con que se dignó auxiliar a mis compaisanos: llegaron los últimos acontecimientos y más de setecientas familias han fijado su protección en mí; el grito de ellas, de los ciudadanos, de la campaña, todo empeña mi sensibilidad y aún mi honor cuando me hacen causa de su laudable compromiso y de sus pérdidas remarcables; me hacen conocer que abandonar esta Banda envuelve algo más que su lamentable desgracia y yo, mediante la determinación de usted, hallo necesario corresponder a sus deseos, el oficio que me dirige usted, con fecha 23 del corriente me anuncia una comisión -le nombran Gobernador de Yapeyú- de que seré sustituido por el señor diputado doctor don Julián Pérez, orientado de ella avisaré mi resolución a usted, sin que se halle en lo más mínimo algo incompatible con mi subordinación y con la gran causa que sostenemos".


Con igual fecha y desde el mismo Monzón comunicaba Rondeau al Gobierno:

"Creo mi deber manifestar a usted el estado de desolación en que queda esta campaña y la consternación que causa ver toda ella hecha un desierto. Me aseguran que pueblos de numeroso vecindario se abandonan sin quedar en ellos un solo hombre. De todos puntos de la campaña se repliegan familias al Ejército sin que basten persuasiones a contenerlas en sus casas."

El ejército de Rondeau marcha hacia Buenos Aires mientras que los orientales siguen la suerte de su General y de sus tropas. El camino del destierro, "la redota" al decir de los paisanos, toma rumbo a Salto. El historiador don Clemente Fregeiro lo bautizó con el nombre de "El Exodo del Pueblo Oriental", que se ha perpetuado hasta nuestros días.


En su nota al Capitán Ambrosio Carranza, desde Arroyo Grande, Artigas dice:

"Sólo la actividad influye en el buen resultado de los negocios cuando las circunstancias lo hacen pender de ella, bajo este principio encargo a usted reúna con la mayor brevedad su gente y cuanta pueda hacer que le siga y marchar con ella al paso de Yapeyú* para cuyo punto dirijo mi marcha mañana mismo; el interés general así lo exige y me lisonjeo no será usted indiferente a su voz: concluida ya la negociación entre el gobierno de Buenos Aires y Montevideo, queda esta Banda Oriental enteramente abandonada por aquella superioridad, no obstante admitir la proclamación que estos dignos ciudadanos hicieron en mí de su General en Jefe."

"El honor, la humanidad, la gran causa que forma la pasión de los americanos reclaman nuestros afanes respecto de estos héroes que han comprado su libertad al mayor costo; débase a nuestras fatigas contribuir al buen resultado de las suyas por no volver a la esclavitud."

Anterior Siguiente


* Yapeyú: Paso del Río Negro en la ruta que se comunicaba con la población de este nombre en las Misiones. Estaba en la margen occidental del Río Uruguay frente aproximadamente a la desembocadura del Ibicuy.









Frases del Ideario Artiguista






© 2001 CMGA. Consúltenos para reproducir información de este sitio.