La Biblioteca Artiguista







INICIO > ARTIGAS > JUVENTUD




   




ARTIGAS EN SU JUVENTUD
Honrosa distinción a Artigas

Estos hechos lo acreditaron una vez mas ante los ojos del virrey. De allí que, existiendo en disponibilidad el puesto de Ayudante Mayor, se preocuparan sus amigos de obtenerlo para él, a pesar de que no le correspondía en rigor de justicia, dado el corto tiempo de su actividad y en atención a ser muchos los que pretendían ocupar ese cargo por la antigüedad de sus servicios.

Olaguer Feliú y Sobremonte, que simpatizaban con Artigas y que deseaban premiar su comportamiento ejemplarísimo, confiriéndole ese cargo, excogitaron, sin embargo, la manera de llevarlo a él sin que pudiera alegarse valederamente que se había pasado sobre el escalafón militar con el propósito de favorecerlo, y a ese efecto le aconsejaron que solicitase su baja del regimiento de Blandengues, con la formal promesa de dársele otro empleo que facilitara la promoción proyectada.

Convencido de que sólo así sería posible su ascenso, aceptó de buen grado esa indicación, y el 27 de octubre fue nombrado Capitán de Milicias de Caballería en servicio activo, con residencia en Montevideo, de cuyo puesto se recibió el 31 de diciembre para vestir el expediente (Certificado expedido el 31 de diciembre de 1797, por don José Francisco de Soroa, Comisario de Guerra y Ministro de Real Hacienda de la Plaza de Montevideo).

El 2 de marzo de 1798, poniendo en práctica la combinación a que respondía ese destino, se trasladó a Maldonado, que era donde funcionaba la comandancia de su antiguo cuerpo y solicitó reingresar en él, quedando desde ese día incorporado en calidad de Ayudante Mayor y con el grado de teniente que ostentaba honoríficamente desde su iniciación en el Regimiento de Blandengues.

Anterior Siguiente



Frases del Ideario Artiguista






© 2001 CMGA. Consúltenos para reproducir información de este sitio.