La Biblioteca Artiguista







INICIO > ARTIGAS > LA MESOPOTAMIA




   




ARTIGAS EN LA MESOPOTAMIA
Una figura demasiado influyente

En los últimos meses de 1810 se podía detectar la presencia de Artigas en el territorio entrerriano en protección del orden y sosiego público. Mas adelante, como Teniente Gobernador del Yapeyú y durante el Exodo del Pueblo Oriental, brindó también protección a los pueblos misioneros y correntinos de las incursiones de los portugueses que incendiaban y devastaban los pueblos y villas a su paso.

Las villas de Gualeguay, Gualeguaychú y Arroyo de la China habían sido abandonadas a Elío por Buenos Aires, de acuerdo con el Tratado de Pacificación del 20 de octubre de 1811, de manera que todos estos pueblos veían con simpatía la figura de Artigas. Esta, entonces, se acrecienta en el transcurso del año 1812, por su oposición al centralismo.

Durante el año 1813, las fuerzas partidarias del triunvirato; en Entre Ríos (Hilarión de la Quintana) y en Corrientes y Misiones (Bernardo Pérez Planes) chocan constantemente con los partidarios del General Artigas. La causa de éste llegó a influir hasta el extremo de que el Comandante de la Frontera Sur del Paraguay, don Vicente Antonio Matiauda, con asiento en Candelaria, antes de recibir órdenes de su Gobierno, apoyó al caudillo oriental.

Por otra parte el retiro del General Artigas del Sitio de Montevideo fue seguido por un decreto firmado por el nuevo gobernador porteño, Director Gervasio Antonio Posadas de fecha 11 de febrero de 1814, declarando a Artigas "traidor a la Patria".


Art.1 - Se declara a don José Artigas infame, privado de sus empleos, fuera de la Ley y enemigo de la Patria.

Art. 2 - Como traidor a la Patria será perseguido y muerto en caso de resistencia.

Art. 3 - Es un deber de todos los pueblos y las justicias, de los comandantes militares y de los ciudadanos de las Provincias Unidas perseguir al traidor por todos los medios posibles.

Cualquier auxilio que se le dé voluntariamente será considerado como crimen de alta traición.

Se recompensará con seis mil pesos a los que entreguen la persona de don José Artigas vivo o muerto.


Lo firman Posadas y Nicolás Herrera, su secretario.

Siguiente



Frases del Ideario Artiguista






© 2001 CMGA. Consúltenos para reproducir información de este sitio.