La Biblioteca Artiguista







INICIO > LA EMANCIPACION > CAPITULACION DE MONTEVIDEO




   




LA CAPITULACION DE MONTEVIDEO
La guerra con el Directorio

Retirado el General Artigas del Sitio de Montevideo (20 de enero de 1814), los orientales que permanecen en el mismo se agrupan en dos regimientos, los números 9 y 10 de las Provincias Unidas. De éstos subsistió el Nº 9*, que luego de tomar Montevideo, lucharía en el frente del Alto-Perú. Este Regimiento se destacó en la batalla de Sipe-Sipe, donde cubrió la retirada del ejército patriota derrotado, al mando de su jefe el Coronel Manuel Vicente Pagóla.

El triunfo naval de Guillermo Brown, Jefe de la Flota de las Provincias Unidas sobre la costa montevideana en el Buceo, el 17 de mayo de 1814, priva a la plaza sitiada de recibir auxilios de todo tipo.

Cuando ya fue inminente su caída, Carlos Mana de Alvear, sobrino del Director Posadas, reemplaza a José Rondeau en la dirección del Sitio. El 20 de junio Vigodet capitula, entrega la ciudad en depósito. Ambos bandos reconocen la integridad de la Monarquía española (las Provincias Unidas forman parte de la misma). Las tropas se trasladarían a Maldonado y con ayuda se dirigirían a España.

El día 23 entra Alvear a la ciudad, la capitulación es violada, deja a un lado todos los principios del derecho (internacional) de gentes, de la dignidad militar y aún de la propia educación personal.

Mientras esto tenía lugar, Femando Torgués con sus fuerzas se aproxima a Las Piedras, es sorprendido y dispersado por las fuerzas del Directorio.

El día 9 de julio se reúnen en el Fuerte (hoy plaza Zabala) Alvear con los representantes artiguistas Miguel Barreiro, Tomás García de Zúñiga y Manuel Calleros. De allí surge un tratado que en sus puntos fundamentales se refiere a que:

la Provincia Oriental forme parte de las Provincias Unidas;
reconoce obediencia al Gobierno Supremo;
habrá nueva elección de diputados para la Asamblea;
Artigas no tendría pretensiones sobre Entre Ríos;
sería reconocido como Comandante General de la Campaña;
sería además reivindicado.


El 17 de agosto se anula el decreto del 11 de febrero de 1814, declarando al General "buen servidor de la Patria" y se le conceden títulos militares. El General los devuelve expresando: "Ser útil a mi país es bastante premio".

Alvear hizo uso del convenio del 9 de julio en forma similar que durante la capitulación de Vigodet. Vuelve de Buenos Aires, vía Colonia, para combatir a los orientales. El 4 de octubre el Coronel Manuel Dorrego derrotó en Marmarajá al Coronel Torgués quien se vio obligado a pasar al dominio portugués por el Chuy.

Mientras seguía la lucha en la campaña, entre las fuerzas de Alvear y las de Artigas, se sucedían los gobiernos de Nicolás Rodríguez Peña (hasta setiembre) y de Miguel Estanislao Soler. El Cabildo fue sustituido por otro de hechura del Directorio, mientras que los bienes de la Provincia y de los emigrados pasaban a engrosar las arcas de Buenos Aires.

Durante la guerra con el Directorio se buscó la posible ayuda portuguesa, ya fuera en municiones, ya a través de la frontera en caso de derrota, para ello fue enviado Miguel Barreiro quien en los últimos meses de 1814 lo ubicamos en Río Grande. Torgués había tratado de entablar comunicaciones con los portugueses a través de la misión del presbítero José Bonifacio Redruello y el Capitán José Mana Caravaca.

Cuando la misión de Barreiro a Río Grande, aparece en la secretaría del General Artigas otro personaje de singular relevancia, el padre José Silverio Benito Monterroso, cuyos manuscritos, como lo han sido hasta este momento los de Miguel Barreiro, dejarán para la posteridad los trazos nacientes de la Orientalidad.

Esta campaña culmina con el triunfo de las fuerzas del Comandante don Fructuoso Rivera sobre Dorrego en Guayabos, el 10 de enero de 1815.


"Por los partes continuados el enemigo carga mañana sobre nosotros. Yo me retiro hacia Lunarejo porque estamos muy divididos para obrar. Usted reúna toda la gente, que pueda, y mañana arree cuanta caballada se encuentre y marche por las puntas de Arerunguá buscándome hacia aquel paraje."

"Mande usted chasque a don Rufino para que no se ensarte. Yo ya lo hice esta mañana para que mudase de dirección tirando hacia Arapey. Haga usted esta diligencia diciéndole no se duerma tanto."

"Cuartel andante. Enero 4 de 1814.
José Artigas."

Comunicación del General Artigas al Comandante Fructuoso Rivera, previo a Guayabos. Letra de Monterroso.

Inicio


* La Bandera del actual Batallón de Infantería Nº 9 está condecorada por ese motivo.





Frases del Ideario Artiguista






© 2001 CMGA. Consúltenos para reproducir información de este sitio.