La Biblioteca Artiguista







INICIO > LA EMANCIPACION > LAS PIEDRAS




   




LA BATALLA DE LAS PIEDRAS
Camino al Sauce

"Dispuesta así la División de mi cargo, marché en columna al ponerse el sol con dirección al Sauce: hice alto en las puntas del Canelón chico, donde cerró la noche: el 17 amaneció lloviendo copiosamente y dispuse acamparme, así por dar algún descanso a la tropa, que en medio de su desnudez e insoportable frío, había sufrido tres días y medio de continua lluvia, como por el imprescindible interés de conservar las armas en buen uso."

"En la tarde del mismo día se incorporó a mi División la del mando de mi hermano don Manuel, compuesta de 304 voluntarios, reunidos por él en la campaña, por la mayor parte bien armados."

"La salida de los enemigos de su posición se verificó el 16: pero se redujo a saquear completamente la casa de mi padre y recoger sobre mil cabezas de ganado, que en la misma noche se introdujeron en la plaza." En esa operación fue llevado prisionero a la plaza el hermano mayor de don José Artigas, José Nicolás Artigas Pascual.

"El 18 amaneció sereno: despaché algunas partidas de observación sobre el campo enemigo, que distaba menos de dos leguas del mío y a las nueve de la mañana se me avisó que hacían movimiento con dirección a nosotros. Se trabó el fuego con mis guerrillas y los contrarios, aumentando sucesivamente su fuerza, se reunieron en una loma distante una legua de mi campamento."

"Exhorté a las tropas recordándoles los gloriosos triunfos que había inmortalizando la memoria de nuestras armas y el honor con que debían distinguirse los soldados de la patria y todos unánime exclamaron con entusiasmo, que estaban resueltos a morir en obsequio de ella. Emprendí entonces la marcha. Los insurgentes hicieron una retirada aparente acompañada de algún fuego de cañón."

Anterior Siguiente



Frases del Ideario Artiguista






© 2001 CMGA. Consúltenos para reproducir información de este sitio.