La Biblioteca Artiguista







INICIO > LA EMANCIPACION > LA QUINTA DE LA PARAGUAYA




   




LA QUINTA DE LA PARAGUAYA
El preludio del Éxodo

El 10 de octubre tiene lugar la segunda reunión de los orientales, en la quinta de la Paraguaya. Los orientales dejados a un lado se enteran de su futura suerte y presentan una nota ante el jefe sitiador José Rondeau. En ella solicitan se les escuchase antes de ser levantado el sitio.

Concurre a esta reunión el delegado bonaerense José Julián Pérez, ante el cual exponen los orientales su decisión de mantener el sitio por sí solos. De nada valieron las explicaciones del Dr. Pérez, ni las derrotas del Alto Perú ni el peligro portugués, para cambiar de idea a los orientales.

En esta reunión el Coronel Artigas es designado General en Jefe de los Orientales. En los momentos de peligro, en las horas de incertidumbre, el comandante militar es llamado por su pueblo para transformarlo en su guía, en su Conductor.

Esto ocurría el 10 de octubre. El 14 es levantado el sitio por parte de Rondeau, los orientales confiados en que sus aspiraciones iban a ser escuchadas por el novel Triunvirato y con la excusa de ocupar una posición mejor para defenderse de los portugueses, siguen al ejército de Rondeau.

El 20 de octubre Elío aprueba el Tratado (armisticio) sobre las bases del 7 de octubre. Las fuerzas de Rondeau abandonan la Banda Oriental sobre la cual Elío ejercerá total jurisdicción. Quedaban bajo su dependencia, además, los pueblos de Arroyo de la China, Gualeguay y Gualeguaychú. Mientras que Elío levantará el bloqueo de Buenos Aires y de los ríos.

Los orientales se enteran de la firma del Tratado el 23 de octubre, en el Paso de la Arena (San José), donde no son contemplados. Eran abandonados al enemigo prácticamente sin ninguna garantía. Deciden emigrar poniendo de manifiesto, en ese momento, la tendencia autonomista de la Banda Oriental.

El "Nada debemos esperar sino de nosotros mismos" aparecería asentado a partir de estos momentos en el epistolario artiguista a lo largo de la década.

De allí en más, a lo largo de nuestra vida como Estado independiente, siempre tendremos en cuenta la expresión: "¡Pobre de aquellos que van a buscar ayuda al extranjero para solucionar los problemas domésticos! ... Traerán sobre sí la condena de las generaciones venideras."

Se inicia entonces el Éxodo del Pueblo Oriental.

Anterior Inicio



Frases del Ideario Artiguista






© 2001 CMGA. Consúltenos para reproducir información de este sitio.